Las cifras de emprendedores en Chile se acercan a los 2 millones, sin embargo -y a la fecha- 8 de cada 10 fracasan antes del tercer año, por lo que arriesgarse cuesta mucho, aunque esté en los planes el autofinanciarse también tiene sus riesgos.

Tan sólo, y una vez se logre cruzar el puente con tiempo, trabajo, constancia y solvencia, las probabilidades de éxito de las pymes, sobre todo en materia de innovación serán certeras. Sin embargo, muchas de las pequeñas y medianas empresas siguen esperando darle en el clavo a su proyecto personal y más de éstos esperan encontrar una forma de financiamiento que les permita sustentar.

De acuerdo a información entregada por el portal 24horas.cl , Patricio Jarpa, Gerente general de Nanotec Chile, analizó la realidad del país en materia de emprendimiento, de la cual expresó que “los chilenos son temerosos en invertir en innovación. En general los empresarios prefieren invertir en los sectores  o experiencias que ya conocen, pero no se apuestan a innovar”.

Según la OCDE, nos encontramos en la posición más baja en el nivel de desempeño I+D y a partir de las palabras de Patricio Jarpa, esto se debe porque no existen mecanismos para ayudar a escalar los emprendimientos. “Hay un sistema y es el que aplica Corfo a modo estatal, a través de la ayuda o soporte que pueden encontrar algunos emprendedores o entidades que se dediquen a la innovación para obtener fondos. Pero distinto es que empresarios por su propio interés quieran invertir en innovación de manera directa”, explica.

Además, uno de los grandes problemas que han tenido que sobrellevar los negocios desde el día uno, siendo también una de las razones, según Jarpa del porqué no existen más casos de éxito corresponde a la falta de financiamiento para que puedan llevar a cabo más ideas. Para el experto, la barrera es que no existen verdaderos fondos en los capitales de riesgo, ya que usualmente están alienados a ciertos estatutos, que no son más que startups o empresas que tienen un cierto movimiento, lo que les permite llenar “la sandía escalante… -lo que significa que- al momento de notar una buena idea, buenos profesionales, y buena estructura, es muy difícil que quieran apoyar eso desde cero porque tiene un alto riesgo”, reconoce el encargado de la primera entidad en producir y procesar la nanotecnología.

Asegura además que a futuro las cosas podrían mejorar, ya que “de a poco se va a ir apostando en nuevos casos exitosos, y para eso hay que entrar a una cultura de país y eso requiere tiempo, sino no nos estancaremos lo que significa menos desarrollo y por ende menor progreso para el país”, dice.

Fuente: https://www.24horas.cl/economia/emprendedores-e-innovadores-chilenos-como-es-la-realidad-para-obtener-financiamiento-2838178